Cierran el paso a la ganadería en zonas protegidas del Parque Los Nevados


La Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder) anunció nuevos controles contra los propietarios de predios que se dedican a la ganadería, en zonas aledañas al Parque Natural Nacional de los Nevados, con el fin de contrarrestar los efectos que esta actividad agropecuaria genera en las zonas de protección ambiental.

El subdirector de Gestión Ambiental Sectorial de la Carder, Carlos Ancizar Arcila, informó que a raíz de una serie de conflictos jurídicos con varias familias que habitan los terrenos de protección, sobre la cuenta del Parque Natural Nacional de los Nevados, en jurisdicción del departamento, la Corporación Autónoma Regional de Risaralda inició una serie procesos de concertación con estas familias que viven de la ganadería.

El objetivo que se busca, según informó Arcila, es realizar la sustitución de su actividad agropecuaria y conseguir que se conviertan en protectores de los recursos naturales, en especial porque allí nace el agua que surte los acueductos de Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal.

“Se está haciendo un proceso de conciliación con los ganaderos, para que ellos, de manera voluntaria, cambien su actividad agropecuaria y entiendan su importancia en el proceso de protección del Parque Nacional Natural Los Nevados, y pese a que con algunos hemos tenido litigios, estamos seguros que es una medida necesaria para proteger los nacimientos de agua que hay en la zona”, indicó el Subdirector de Gestión Ambiental de la Carder.

Según indicó Arcila, otra de las medidas de protección que ha adoptado la Carder, se centra en la prohibición temporal de expedición de nuevas licencias de vertimiento de aguas residuales, en el sector de la Florida, con el fin de proteger la cuenca de construcciones desenfrenadas en esta zona donde confluyen los municipios de Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal.

“Algunas familias han entendido lo que ocurre y han hecho un compromiso con la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, para no continuar con la deforestación y bajar la cantidad de ganado que tienen allí, para ir cerrando esa actividad en particular, que es prohibida en esos sectores”, indicó Arcila Ríos.

Las medidas que fueron adoptadas se dan porque desde el Parque Nacional Natural de los Nevados nacen las principales fuentes hídricas que surten del vital líquido a los habitantes de municipios como Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal.