Ecosistemas Travel

Una ofrenda a la montaña sagrada Kumanday

2017-11-28

Ecosistemas Travel. .


Las montañas son lugares sagrados para las poblaciones indígenas que aún se encuentran en diferentes partes de nuestro país, actualmente es posible ver como se emprenden desplazamientos a lugares con campos energéticos especiales según su mística cultural para la realización de pagamentos. Los grandes recursos naturales de nuestro hermoso país, atraen proyectos de desarrollo que  son extremadamente dañinos para la conservación de nuestros ecosistemas y según las creencias culturales de nuestros ancestros e indígenas en nuestras manos está el valorar y preservar nuestro entorno.

Ecosistemas Travel como empresa operadora de turismo receptivo de la región del PNNN Nevados  y Paisaje Cultural Cafetero, tuvo la oportunidad de atender una familia perteneciente a la tribu Arhuaca de la zona de la sierra nevada de Santa Marta,  que venían con un propósito claro en pro de agradecimiento a la montaña. Ellos se desplazaron hasta el centro de Colombia buscando la sagrada montaña del nevado del Ruiz  con el propósito de hacer un pagamento, ya que su creencia es que nosotros hacemos parte de la tierra y somos responsables de mantener el equilibrio en ella, y  ese equilibrio se obtiene realizando ofrendas en lugares sagrados para devolver lo que se ha obtenido de ella.

Tuvimos la oportunidad de compartir con un Mamo de la Sierra Nevada, considerados líderes espirituales ya que tiene la responsabilidad de mantener el orden natural del mundo a través de melodías, meditación y ofrendas rituales. La preparación del Mamo comienza a temprana edad, dura unos dieciocho años,  es internado en las montañas para que aprenda a meditar sobre el mundo natural y espiritual. Dentro de sus habilidades es considerado al mismo tiempo como profesor, cura y doctor.

Hace siete años en este mismo lugar uno de los integrantes del grupo indígena pidió a la montaña sagrada un hijo ya que su hija estaba creciendo y no quería quedar solo, luego de que la pacha mama le concediera su deseo siete años después y como muestra de agradecimiento, el trae a su hijo junto a su familia  a la montaña sagrada Kumanday o Nevado del Ruiz para brindar una ofrenda de agradecimiento. En compañía del Mamo hicieron 7 ofrendas a la montaña, haciendo alusión a colores como el rojo, amarillo, verde y azul y complementando con alimentos, además de cortar un pedazo de pelo virgen del niños de 7 años, el cual dejaron en la montaña y la otra parte se la lleva su madre el lugar de origen, además acompaña el ritual con cantos y oraciones. También le rezaron a la montaña para pedir que los glaciares no se perdieran.